Categorías
Literatura Noticias

“El fuego perdido”, poesía contemporánea guatemalteca

Contenido destacado / Anuncios

Esta colección reúne a 13 autores, está dedicada al poeta Roberto Obregón y es, también, una acción de preservación de la memoria.

Inicio / Agenda Diaria / Noticias / Clasificados

El proyecto Editorial La Chifurnia de El Salvador, en coordinación con el sello Cafeína Editores de Guatemala, lanzó la colección “El fuego pedido”, que consta de 13 títulos de igual número de poetas guatemaltecos contemporáneos.

“Esta suma poética representa un panorama del quehacer poético guatemalteco que combina la maestría de los mayores con la experimentación y búsqueda de los más jóvenes”, subrayan las editoriales involucradas.

Participan nueve mujeres y cuatro hombres. La curaduría fue realizada por los poetas Mairym Cruz Bernal (Puerto Rico), Ela Cuavas (Colombia), David Robinson (Panamá), Oscar Limache (Perú) y Rodolfo Dada (Costa Rica).

El artista salvadoreño Eduardo Rodríguez donó su obra para la portada de los poemarios.

“Saludamos con entusiasmo la obra de estos autores, y en ellos la de todos los que en Guatemala están trabajando con audacia y calidad por un destino con justicia y belleza desde el arte y la literatura”, indican los curadores en un comunicado.

El nombre de la colección es también el título de un libro del poeta Roberto Obregón (13 de noviembre del año 1940, Mazatenango), quien fue  desaparecido por las fuerzas represivas en la frontera salvadoreña-guatemalteca de Las Chinamas, el 6 de julio de 1970.

“Más que un homenaje, esta nominación pretende ser una herramienta para la preservación de la memoria y la dignidad de nuestros pueblos históricamente sometidos”, señalan los sellos editoriales.

El poeta salvadoreño Otoniel Guevara es el artífice de la colección, en colaboración con la docente hondureña Karen Ayala. 

Por Guatemala participó en la logística del proyecto Rudy Alfonzo Gómez Rivas, director de Cafeína Editores (Aguacatán, Huehuetenango), quien se encargó de realizar la convocatoria y de cada una de las fases que culminaron en la publicación de los poemarios.

El artista plástico salvadoreño Eduardo Rodríguez donó 13 de sus obras pictóricas para las portadas de la colección, cuya presentación tuvo lugar a finales de enero en el Centro Cultural Mosaico Guatemala.

El poeta salvadoreño Otoniel Guevara es el artífice de la colección, en colaboración con la docente hondureña Karen Ayala. Los libros se pueden adquirir en las librería del Fondo de Cultura Económica y en Casa del Libro. Su costo, por ejemplar, es de Q35.

Los libros se pueden adquirir en las librería del Fondo de Cultura Económica y en Casa del Libro. Su costo, por ejemplar, es de Q35.
El poemario forma parte de la Colección “El Fuego Perdido”, de Editorial La Chifurnia de El Salvador, en coordinación con el sello Cafeína Editores de Guatemala.

Adelaida Loukota Estrada (Guatemala, 9 de diciembre de 1979).

Poeta. Estudió Letras en la Universidad de San Carlos de Guatemala. Ha obtenido primeros lugares de poesía en los Juegos Florales centroamericanos «Rosendo Santa Cruz» de Cobán, 2001, en los Juegos Florales «Otto René Castillo», 2001, y en el Certamen «Miguel Ángel Asturias» de la Facultad de Humanidades, Universidad de San Carlos, 1999. Durante más de 10 años dirigió clubes de lectura en Sophos y en la biblioteca Ludwig von Mises. Trabaja en una agencia de publicidad.

Bibliografía

  • «Inconclusiones», 2000.
  • «Callecorreos», con Mynor González, 2002.
  • «Amalia ya no está», 2001.
  • «Historia de un caballero y una no princesa», 2017.
  • «Algo que le pasa a otras personas», 2018.
  • «Historias en tercera persona», 2018.
  • «De afuera hacia adentro», 2019. «Ajena», 2020.

Pensar en vos

           antes de dormir

y sonreír

           antes de pensarte

como si pudieras verme

lo mismo que sentarme

sobre la cama            

y desabrochar uno a uno

los botones de mi blusa

como si te animaras a tocarme

“Una profunda melancolía recorre estos poemas, un vacío que logra disiparse en los parques, donde niños y perros no representan los riesgos que entraña vivir en un mundo con los sueños adulterados. Adelaida Loukota testimonia esta escasa fe que emana de la humanidad contraponiendo una voz, peligrosamente leve, con el poder de despertar una auténtica resistencia espiritual.” [Otoniel Guevara]

El poemario forma parte de la Colección “El Fuego Perdido”, de Editorial La Chifurnia de El Salvador, en coordinación con el sello Cafeína Editores de Guatemala.

Aída Toledo (Guatemala, 18 de junio de 1952).

Doctora en filosofía con especialidad en estudios latinoamericanos. Profesora e investigadora en la Universidad Rafael Landívar, Guatemala. Ha obtenido el premio de poesía del Certamen Permanente 15 de septiembre, 1992, y el premio único de los Juegos Hispanoamericanos de Quetzaltenango, en poesía (2003), cuento (2010) y ensayo (2013). Recibió el título de Maestre en Literatura otorgado por los Juegos Hispanoamericanos de Quetzaltenango, 2018.

Bibliografía

  • «Brutal batalla de silencios» (1990)
  • «Realidad más extraña que el sueño» (1994)
  • «Cuando Pittsburgh no cesa de ser Pittsburgh» (1997)
  • «Bondades de la cibernética» (1998)
  • «Por los bordes/chi ru li rehileb’» (2003);
  • «Con la lengua pegada al paladar» (2006);
  • «Un hoy que parece estatua» (2010)
  • «Nada que ver» (2012)
  • «La verdad es algo gelatinoso» (2016)
  • «El cielo se está cayendo a pedazos» (2016)
  • «Más que una pequeña trampa» (2018).

NO SÉ SI TE HE PERDIDO

Quizás lo que sucedía

Era que no te tenía

Entonces me consuela saber

Que vos

No eras para mí

Que si ahora no estás

No hay ausencia

Que si acaso estuviste

Lo he olvidado

“Amar en un país violento, que decapita amigos y amores, es lo que humean los versos de Aída Toledo, porque en este libro cada poema es un disparo sobre la humanidad, un atentado a la ternura del cual la poeta nos insta a superar, ya sea con la nitidez de la memoria o la descarnada esponja del deseo. La tensión de cada verso electrocuta. Llama a otra paz.” [Otoniel Guevara]

El poemario forma parte de la Colección “El Fuego Perdido”, de Editorial La Chifurnia de El Salvador, en coordinación con el sello Cafeína Editores de Guatemala.

Carmen Matute (Guatemala, 7 de enero de 1944).

Ha escrito trece libros, once de poesía y dos de narrativa. Publicada en antologías de 15 países de América y Europa. Ha sido traducida al inglés, francés, sueco e italiano Miembro de número de la Academia Guatemalteca de la Lengua correspondiente de la Real Academia Española. Premio Nacional de Literatura «Miguel Ángel Asturias». Miembro de la Comisión Permanente de la Asociación de Academias de la Lengua, para la primera revisión del «Diccionario de americanismos». Guatemalteca Ilustre en las Ciencias Literarias», reconocimiento otorgado por el Consejo Superior Universitario, de la Universidad de San Carlos. Reconocimiento en las Artes y las Letras, otorgado por la Embajada de Chile en Guatemala, por su contribución a la divulgación de la obra de Gabriela Mistral y Pablo Neruda.

Bibliografía

  • «Círculo vulnerable» (1981)
  • «Poeta solo» (1986)
  • «Ecos de casa vacía» (1990)
  • «Los designios de Eros» (1994)
  • «Abalorios y espejismos» (antología, 1997)
  • «Casa de piedra y sueño» (1997)
  • «En el filo del gozo» (2002)
  • «Vida insobornable» (2004)
  • «Que te llame hoguera» (2015)
  • «Por las veredas del haiku» (2015)
  • «Memoria intemporal del fuego» (2013)

Palabras

A veces huyo

por intrincados caminos

construidos de palabras,

que me llevan

a los páramos de nadie.

Durante breves momentos

tiendo este precario puente

hacia los otros,

con las palabras

que me crecen como ramas

en la boca,

y me sacan de mi silueta

de animal desnudo.

Desde esta orilla solitaria

agito mis palabras mínimas

como banderas blancas

entregadas a un sueño,

y por algún tiempo

logro fugarme

en las palabras,

hermosas

como estrellas antiquísimas.

“Armonizar texturas, aromas, murmullos y cadencias es un ritual tan primigenio como el incesante resplandecer de las estrellas. En la poesía de Carmen Matute corren -confundiéndose- el lenguaje, la sed y la murmurante calidez de los manantiales. Dice lo que siente y siente lo que dice. La poesía ha cumplido su misión y es ofrenda, más allá de los dioses.” [Otoniel Guevara]

Lea también  El proyecto Agenda Cultural Guatemala llegó a su fin
El poemario forma parte de la Colección “El Fuego Perdido”, de Editorial La Chifurnia de El Salvador, en coordinación con el sello Cafeína Editores de Guatemala.

Delia Quiñónez (Guatemala, 7 de marzo de 1946).

Escritora y académica. Premio Nacional de Literatura «Miguel Ángel Asturias» 2016. Estudió en las universidades de San Carlos, Francisco Marroquín y Del Valle de Guatemala. Promotora, administradora, comunicadora institucional, asesora cultural y docente de literatura guatemalteca. Miembro de Número de la Academia Guatemalteca de la Lengua, correspondiente de la Real Academia Española. Pertenece a la Asociación de Mujeres Periodistas y Escritoras- AMPEG- y al Consejo de Administración del Aporte Cultural para la Descentralización Cultural –ADESCA-. Cofundadora del Grupo de Poetas «Nuevo Signo», del Salón Nacional de la Acuarela, de la Asociación Cultural de Guatemala y de la Fundación Guatemalteca para las Letras.

Bibliografía

  • «Barro Pleno», 1968.
  • «Otros Poemas», 1982. 
  • «Nos habita el paraíso», 1990.
  • «Ultramar», 1991.
  • «Vuelo de piedra, puño y flor», 1999.
  • «Rituales sobre la piel», 2007.
  • «Cantos rodados», 2016.

Misiva de Pandora

Dioses queridos:

No olvido que turbios

      —como siempre—

                  me enviaron a la tierra

      encubierta de dones, astucias y belleza;

               y que veleidosos

      —como siempre—

      me dieron órdenes claras

            de no abrir jamás la famosa cajita.

Pero yo, la dotada con todas las gracias,

        jamás ignoré que ustedes

        —turbios y veleidosos—

        me hacían instrumento de rencores antiguos

              y que males eternos llevaba entre las manos.

Entonces

            un día en que la tierra soñaba con trascender

                  más allá del deseo de los dioses,

                         con ojos inocentes miré hacia el Olimpo,

                                  abrí la cajita

                                          y terminé para siempre con ustedes.

(Por demás les digo

        que ni la esperanza quedó en la cajita

               porque sólo ustedes creyeron en ella

                  cuando turbios y veleidosos

                               me hicieron instrumento de sus males)

“El mito transformado en proclama, los dioses desnudados en su porfiada mezquindad, la belleza de la rebeldía servida en intransigentes versos. Con Delia Quiñónez la poesía de habla hispana ofrece momentos de impúdico esplendor. Este poemario abunda en sismos, ensordece, reclama, ajusta. De cuando ser lector es un privilegio del cual no se sale indemne.” [Otoniel Guevara]

El poemario forma parte de la Colección “El Fuego Perdido”, de Editorial La Chifurnia de El Salvador, en coordinación con el sello Cafeína Editores de Guatemala.

Fernando Vérkell (Guatemala, 6 de noviembre de 1989).

Escrito y profesor. Ha publicado los libros «Nebulosa» (Mandrágora, 2014), «El sendero del árbol enjaulado» (Tujaal Ediciones, 2019) y la novela «Káplan» (2019, Loqueleo). «Problemas de una ciudad sin trenes», su último libro de relatos, obtuvo la CLI 2020, auspiciada por la Coordina-dora de Editoriales Independientes de la Universidad Autónoma de Baja California, y fue publicado en Tijuana por Malvia Editorial. Su relato «La recaída» ganó, por unanimidad, el III Certamen de Cuentos «El palabrerista» 2020. En octubre de 2021 se anunció que «Hasta que todas estén muertas» ha sido ganadora del I Certamen de Novela Corta Sión Editorial/Serie Periferia. «Aguas territoriales» es su primer libro de poesía.

II

Mar, padre mío, no te veré más

artesano de la tierra soy           

no me llames Capitán

    sino alfarero,           

no marino

    sino labrador,

no archipiélago

    sino cordillera,

no asesino

    sino jardinero.

“Un joven escritor que encuentra en la poesía el tronco melodioso de la salvación. Este primer libro de poemas de Fernando Vérkell esta matizados de hallazgos luminosos, hijos de una actitud valiente ante la desolación. El oleaje es simplemente un pretexto para ajustar cuentas con un devenir que a los mortales no suele permitir divagaciones bajo ninguna profundidad.” [Otoniel Guevara]

El poemario forma parte de la Colección “El Fuego Perdido”, de Editorial La Chifurnia de El Salvador, en coordinación con el sello Cafeína Editores de Guatemala.

Francisco Morales Santos (Ciudad Vieja, Sacatepéquez; 4 de octubre de 1940).

Cofundador del grupo «Nuevo Signo». Miembro de número de la Academia Guatemalteca de la Lengua correspondiente de la Real Academia Española de la Lengua. Premio Nacional de Literatura «Miguel Ángel Asturias», 1998. Figura en antologías publicadas en América y Europa. Ha sido galardonado en los Juegos Florales de Quetzaltenango en 1969, 1974 y 1976. En 1978 obtiene el Premio Único del I Festival Nacional de Arte auspiciado por la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Bibliografía

  • «Agua en el silencio» (1961),
  • «Ciudades en el llanto» (1963 y 1965),
  • «Germinación de la luz» (1966),
  • «Nimayá» (1968),
  • «Sensación de lo lejano» (1968),
  • «Tenebrario» (1969),
  • «Escrito sobre olivos» (1971),
  • «Cuerno de incendio» (1976),
  • «Cartas para seguir con vida» (1977 y 1993).
  • «Ceremonial para el olvido» (1979).
  • «Poesía para lugares públicos» (1976).
  • «Conjuros contra gangrena y tumba» (1978).
  • «Al pie de la letra» (1987).
  • «Madre, nosotros también somos historia» (1988).
  • «Implicaciones del verbo amar» (1990).
  • «Ceremonial contra el olvido» (1995).
  • «Estación florida» (2014).

Ixquic vivificada

Isabel Ruiz la grande,
los ojos y la voz de nuestro tiempo,
el verbo transitivo
de los vivos
y los asesinados
de los años oscuros.
Ixquic vivificada
la de la sangre que aún palpita
sobre sus papeles
—los amates de hoy—
donde asentó su testimonio
donde hilvanó sus venas
depositó sus lágrimas
y el fuego perenne del amor.

“La voz de un gran maestro, ahora dolorosa y nostálgica, se vigoriza en cantos a la vida, aunque sea la muerte la que cante. El desgarro más íntimo del poeta se sustancia en este pequeño libro de ajuste de cuentas con la existencia. Francisco Morales Santos, abonador de veredas, ahora cosecha verdores y saudades en torno a la pérdida de su Ixquic, su Eva, su Ángela infinita.” [Otoniel Guevara]

El poemario forma parte de la Colección “El Fuego Perdido”, de Editorial La Chifurnia de El Salvador, en coordinación con el sello Cafeína Editores de Guatemala.

Heidy Marroquín (Guatemala, 2 de febrero de 1992).

Poeta, escritora y profesora de Lengua y Literatura. Ha obtenido el Premio Editorial Universitaria de Poesía Manuel José Arce, 2020. («Bajo los rayos luminosos del farol»), y Primer lugar en el certamen nacional de poesía joven del Festival Internacional de Poesía de Quetzaltenango y Editorial Metáfora, 2018. («Trece de junio»). Ha sido invitada a diversos festivales internacionales de poesía, como el de Quetzaltenango, el «Amada Libertad» de El Salvador, «Los Confines», en Honduras, 2021 y el Encuentro Internacional de Poesía Centroamérica poética, 2021, entre otros.

Bibliografía

  • «Trece de junio». Metáfora Editores. Guatemala. 2018.
  • «Bajo los rayos luminosos del farol». Editorial Universitaria. Guatemala. 2020.
  • «De mis versos a tu historia». Incendio Plaquettes. Guatemala. 2021.

Minuto de silencio

Un minuto de silencio por vos,

por tu sonrisa,

por tus ojos y tu altura.

Un minuto de silencio

por el rompecabezas que en desorden

guardaron en esa caja.

¿Recordarán tu nombre

y el día en el que tus ojos temblaron

y no se cerraron?

Entre mis recortes,

aún sigue la fotografía de aquella noticia,

esta es una de tus piernas.

¿Recordarán, ellos, tus uñas rosadas?

“Cuando la humanidad duele se escribe como lo hace Heidy Marroquín. Cuando cada día es una tortura nueva en los ojos abiertos los versos no pueden ser para el gozo sino para la consternación. El minuto de silencio que Heidy invoca es para que un suspiro acabe con la injusticia. Tal su palabra. Tal su Obregón de cada día.” [Otoniel Guevara]

El poemario forma parte de la Colección “El Fuego Perdido”, de Editorial La Chifurnia de El Salvador, en coordinación con el sello Cafeína Editores de Guatemala.

Matheus Kar (Guatemala, 18 de febrero de 1994).

Psicólogo clínico por la Universidad de San Carlos de Guatemala. Maestrando de la Maestría en Filosofía por la Universidad Rafael Landívar. Miembro del Colectivo «Amberes». Fundador y miembro único del Colectivo Bartleby. Creador de La Poeteca: taller de escritura para sensibilidades creativas. Editor de revistas especializadas en la difusión de literatura contemporánea y miembro organizador del Congreso Centroamericano de Literatura de la Universidad de San Carlos. Ha formado parte de festivales literarios y publicaciones de América y Europa.

Lea también  El proyecto Agenda Cultural Guatemala llegó a su fin

Bibliografía 

  • «Asubhã» (Premio Manuel José Arce; Editorial Universitaria, 2016).
  • «Alturas de Wall Street «(Premio Ipso Facto; Editorial Equizzero, El Salvador, 2018; Tujaal Ediciones, 2019).
  • «Felina sombra de la infancia» (Malpaso Ediciones, Honduras, 2020)
  • «El año en que mantuvimos la distancia y encerrados nos leímos las manos» (Incendios Plaquettes, 2021).

(im) the end of the family line

soy el fin de la línea familiar

mi árbol no tendrá hojas

la serpiente ha comprendido

que el círculo se rompe

cortándose la cola

mi árbol no tendrá frutos

Adán jamás se lavará las manos

con los labios de Eva

los alemanes no invadirán Polonia

y Nagasaki no se llenará de sombras

soy el fin de la línea familiar

Edipo nacerá sin ojos

y Elektra no vagará por el mundo

buscando el origen del frío

“Hay en la poesía de Matheus Kar una simpleza que raya con la epifanía. Así lo hace ver cada tanto en sus escritos. No rompe con el canon guatemalteco porque es guatemalteco: habitante agazapado de la penumbra. Su palabra no carga dogmas, más bien escudriña en las múltiples posibilidades del camino, con un imaginario que lo destacan en la joven poesía de la región.” [Otoniel Guevara]

El poemario forma parte de la Colección “El Fuego Perdido”, de Editorial La Chifurnia de El Salvador, en coordinación con el sello Cafeína Editores de Guatemala.

Maya Rossana Cú Choc (Guatemala, 16 de octubre de 1968).

Poeta, editora, educadora popular y comunicadora alternativa. La organización TIMACH publicó un diagnóstico sobre arte indígena en Guatemala, dividido en 4 capítulos/regiones. La región norte fue nombrada «Maya Cú». El Festival «Ixchel, Arte de Mujer», organizado por el grupo musical de mujeres Na’ik Madera, la incluyó entre las artistas homenajeadas en su edición del año 2011.

Bibliografía

  • «Poemaya», Antología Novísimos. Editorial Cultura, Guatemala, 1997.
  • «La rueda». Editorial Cultura, Guatemala, 2002.
  • «Recorrido». Edición personal. Guatemala, 2005.

Paredes de madera

vulnerabilidad ante el fuego

de lámina evitan la lluvia

pero encierran el calor

paredes y techos de cemento

protegen de la lluvia, el sol, el fuego

¿cómo evadir la soledad?

¿cómo se defiende una de la tristeza?

¿cómo construir

paredes contra los golpes?

¿quién diseña casas capaces de

dar techo, alimento, amparo

y dosis interminables

de comprensión y ternura?

“Desde un rincón, la poesía, Maya Cú sopesa la casa con toda su carga existencial. No se trata sólo de puertas que dejan entrar y salir, sino de aromas que prodigan atmósferas. No se habla de ventanas donde van creciendo los adioses, sino de una estructura que permite que el universo sepa donde amamos. Y siempre queda flotando la decisión de si habitamos un alma o el universo.” [Otoniel Guevara]

El poemario forma parte de la Colección “El Fuego Perdido”, de Editorial La Chifurnia de El Salvador, en coordinación con el sello Cafeína Editores de Guatemala.

Anabeli Nakbé Gómez Ixcot (Quetzaltenango, 22 de diciembre de 1990).

Escritora, contadora pública y auditora. Ha participado en varios ciclos poéticos, lecturas de poesía y festivales artísticos, alrededor de varias comunidades de Guatemala, México y Costa Rica. Algunos de sus poemas han sido incluidos en las antologías «Mujeres del Viento», «Poetas de Quetzaltenango» y «Una palabra que perfora el tiempo», 2021. Ha escrito guiones de teatro, poesía y cuentos cortos. Tuvo un reconocimiento como persona ilustre en las letras, en Quetzaltenango, en junio de 2021.

Bibliografía

  • «Ri Tzij Aj Xojoj»,  2017.

Millones de pajaritos

se enjaularon conmigo.

No los dejé salir,

se secaron,

se descolo-rizaron,

algunos han muerto y

otros todavía cantan.

“Como los antiguos poetas orientales (de donde esencialmente provenimos) Nakbé Gómez se instala en el centro del universo a contemplar los diversos lenguajes de la conciencia. Pero no sólo nos traslada esa magia, su palabra surge a la defensa de los niños, los pájaros, las raíces y el aire. Es piedra rebelde y gratitud desbordada.” [Otoniel Guevara]

El poemario forma parte de la Colección “El Fuego Perdido”, de Editorial La Chifurnia de El Salvador, en coordinación con el sello Cafeína Editores de Guatemala.

Pablo Sigüenza Ramírez (Guatemala, 9 de diciembre de 1978).

Poeta, escritor y profesor universitario. Ingeniero agrónomo y antropólogo. Master en ciencias del desarrollo rural. Militó en las asociaciones estudiantiles de Agronomía e Historia, y en la Asociación de Estudiantes Universitarios «Oliverio Castañeda de León».

Desde inicios de siglo se ligó al trabajo político con organizaciones campesinas. Participó en los festivales internacionales de poesía «Amada Libertad» en El Salvador, 2018; en San Cristóbal de las Casas, México, 2019; en Antigua Guatemala, 2021, en «Llamarada de Tusa», Amatitlán, Guatemala, 2019 y en el Festival Internacional de Poesía de Quetzaltenango, 2021. Es catedrático en la Universidad de San Carlos de Guatemala, Universidad Maya Kaqchikel y editor en Parutz’ Editorial.

Bibliografía 

  • «Entre la milpa», 2017.
  • «Repaso por un fuego interno», 2019.

Milpa es mi amor

Tus manos amenazadas por la muerte

buscaron refugio en la montaña

en la semilla enterrada

La lluvia las libró del olvido y la guerra

volvieron para hacer milpa

para enseñarme a sembrar

para enseñarme a querer

milpa es mi pensamiento

    milpa es mi trabajo

              milpa son mis hijas

milpa es mi amor…

“Una profunda y auténtica resistencia espiritual es lo que propone Pablo Sigüenza Ramírez desde su poesía. Ligado a la tierra en una comunión de trabajo, amor y rumores ancestrales, su palabra, de lenguaje sencillo y mágico, abre las fuentes de su morral para ofrecer la vindicación a través del sudor colectivo. La mejor manera de honrar la semilla de la heredad.” [Otoniel Guevara]

El poemario forma parte de la Colección “El Fuego Perdido”, de Editorial La Chifurnia de El Salvador, en coordinación con el sello Cafeína Editores de Guatemala.

Ruth Vaides (Guatemala, el 26 de marzo de 1973).

Poeta y escritora. Ha participado en múltiples recitales, eventos y festivales tanto en su país como en el extranjero y su poesía y narrativa han sido publicadas en El Salvador, Honduras, Colombia, Bolivia, Argentina, España, México, etc. Ha sido jurado calificador en diversos certámenes infanto-juveniles relacionados a la literatura. Tuvo participaciones en programas culturales de radio tanto en frecuencia abierta como a través de la Web. Forma parte de los colectivos Literatas que dan Lata y Corazón de Cristal, y es miembro activo de la Academia Nacional de Poesía.

Bibliografía

  • «Con Versos de Calibre Ignorado» (2017).
  • «El Pequeño Teatro de la Ira» (2017).
  • «Kodoku Shi-Muerte Solitaria» (2019). «Hikikomori -Dejarse morir» (2021).

¿Es usted?

¿Es usted, ella, la que lo espera, la que sueña con sus brazos,

la que soporta, la que no sabe si volverá cada día a su lado?

¿Es usted, ella, la que vive con el corazón angustiado?

La que aún no sabe que en su camino

él se ha topado con diecisiete balazos.

Perdone usted, la que lo sigue esperando,

debe presentarse a reconocer a ese hombre

que tanto amó y que ya no está respirando.

“A Ruth Vaides le duele la ciudad, o lo que ella llama «el caos», que es su cotidianidad. Porque la Guatemala que nos desliza en sus versos no es la de todos, es la de los más sufridos, los de la calle más violenta y desnutrida, la estirpe más autodidacta y confusa, en la que sobrevive y cuyas cicatrices desmenuza, junto a una que otra intimidad. No hay concesiones, y el lenguaje lo sabe.” [Otoniel Guevara]


Agenda Cultural Guatemala

Apoye nuestra labor con una donación.

Formularios para publicar sus eventos gratis en Agenda Diaria, Noticias o Clasificados.

Contenido destacado / Anuncios