Categorías
Cine Noticias

Película guatemalteca “1991” debuta mundialmente en el Miami Film Festival

El filme del director Sergio Ramírez es “uno de los estrenos mundiales más importantes del Festival de Cine de Miami de este año”, subraya el Festival en su sitio oficial.

“1991” es el segundo largometraje del cineasta guatemalteco Sergio Ramírez. Su película “tiene una urgencia abrumadora pues  saca a la luz uno de los genocidios menos denunciados e impunes del siglo XX: el de cientos de jóvenes indígenas asesinados con impunidad a finales de la década de 1980 y 1990 en Guatemala”, señala el Miami Film Festival en su página oficial de Facebook, donde el filme se estrenó hoy, 11 de marzo de 2021.

“Es un orgullo ser parte de esta coproducción de La Casa de Producción, Cine Concepción y Los Insolentes. Felicidades y admiración al director Sergio Ramírez y al equipo por todo el esfuerzo y talento depositado en esta obra”, indicó el director Jayro Bustamante en su redes sociales.

La nueva película de Ramírez, enfatiza el Miami Film Festival, muestra a  Daniel y Tony, “dos adolescentes juguetones atrapados en una compleja red de racismo social, homofobia y lucha de clases. El filme evidencia un capítulo de la historia que no puede omitirse”.

En su página oficial, el Miami Film Festival indica que “1991  rebosa de energía, propósito e intención. Es una producción que debe verse, uno de los estrenos mundiales más importantes del Festival de Cine de Miami de este año”.

“1991 es una recordatorio del pasado genocida de Guatemala y, al mismo tiempo, del prometedor futuro del cinema guatemalteco”, destaca en su artículo Tim Padgett publicado el 10 de marzo en la web de conglomerado de medios informativos de Miami WLRN, del cual Padgett es editor cubriendo Latinoamérica.

“1991” recibió el apoyo para producción del Fondo Cinergia y fue seleccionado para participar en Primera Mirada (Work in Progress) del IFF Panamá.

Break dancers

1991 “es un retrato generacional de niños criados por la televisión o el servicio doméstico, guardaespaldas y choferes quienes la mayoría de las veces eran indígenas, venían del campo. Los adolescentes de clase alta solían pasar más tiempo con los empleados de sus casas que con sus propios padres”, comentaba Sergio Ramírez en una entrevista concedida a la revista Variety, en 2015.

“El racismo ha estado presente en nuestra sociedad, sobre todo el deseo de mostrarnos diferentes a los demás. Todos están orgullosos de sus antepasados europeos, pero niegan cualquier cercanía con una cultura y raíces indígenas. De ahí surge el deseo de minimizarlos, canalizado en los jóvenes pudientes de aquella época, en a ataques a los break dancers, cuyo perfil encajaba con los adolescentes indígenas de clase baja que asistían a escuelas públicas”, agregó Ramírez para Variety.

Sinopsis

La película “tiene tomas en una tienda tortillería, de jóvenes fumando porros en un estadio de fútbol vacío y de amantes encaramados en las terrazas de hermosas casas modernas”, recoge en su crítica  Demetrios Matheou, publicada en Screen Daily.

Daniel es un apuesto adolescente indígena de clase trabajadora que es común en todos los sentidos, excepto en uno: posee excelentes habilidades futbolísticas. Gracias a su destreza deportiva entra a mundo de privilegios de la clase media alta donde hay  clubes privados, dinero y chicas.

Pero la suerte de Daniel gira cuando su nuevo compañero de deporte, Tony, lidera un de jóvenes blancos que va por la ciudad con bates de béisbol, persiguiendo y a veces matando, a los niños indígenas del vecindario de Daniel.

Tony espera que Daniel se una a estos ataques para mantener su nuevo estatus social como una de las élites. Es así como Daniel descubre que el precio de cambiar de círculo social es mucho más alto de lo que había previsto.

Sergio Ramírez

Nació en Quetzaltenango (1978),  ha cursado la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Rafael Landívar. Es guionista, director y productor del documental Resistir para vivir, resistir para avanzar, del cortometraje Hoy sí y del largometraje Distancia, que fue seleccionado para Cine en Construcción en los Festivales de Toulouse y San Sebastián.

“Distancia  ha participado en múltiples festivales de Europa, Asia, América y Oceanía obteniendo entre otros, los premios: Mejor Ópera Prima en el 33 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, Cuba; Mejor Director y Mejor Película en el New York-Havana Film Festival; Mejor Largometraje en el Festival Ícaro y Mejor Película en el Festival de Trinidad & Tobago”, detalla en su página el Festival Internacional de Cine de Costa Rica.

Ramírez es también  productor, guionista y director por Guatemala del largometraje centroamericano de acción Días de luz que en 2015 recibió el apoyo a Producción por parte de Ibermedia. Ha sido Jurado de los Premios Platino en 2015, así como del Festival Icaro en varias ocasiones.

Ha dado cátedra Producción Cinematográfica en la Universidad Francisco Marroquín. Es parte de la Asociación Guatemalteca del Audiovisual y la Cinematografía de Guatemala (Agacine) de la cual fue presidente y, actualmente, forma también parte de la recientemente creada Academia Guatemalteca de Artes y Ciencias Cinematográficas.


Apóyenos con una donación

Agenda Cultural Guatemala